cbs_15.jpg

Egresados distinguidos de la UAM

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) entregó reconocimientos a ocho de sus egresados por sus virtudes profesionales y evidente contribución al desarrollo de México, en una ceremonia realizada el primero de diciembre.
En su mensaje a los galardonados, el doctor Salvador Vega y León, rector general de la Casa abierta al tiempo, resaltó que ésta ha ubicado a los alumnos en el centro de su universo a lo largo de 42 años debido al convencimiento de las ventajas de la enseñanza al aprendizaje, la incidencia de la investigación sobre la docencia, y el equilibrio entre ambas tareas como cimiento del modelo institucional.
En el Auditorio Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez de la Rectoría General, el doctor Vega y León informó que la UAM suma ya más de 146,000 egresados de nivel licenciatura y precisó que los homenajeados han cursado algún programa de posgrado en México o el extranjero, incorporándose al ejercicio profesional.


Los estudios fueron la base para que, por méritos propios, destacaran en los ámbitos académico, científico y humanístico, así como en áreas de la docencia, la investigación, el desarrollo tecnológico, las artes, la gestión pública y la consultoría.
Acompañado por el maestro Norberto Manjarrez Álvarez, secretario general, y los rectores de las unidades académicas consideró que la institución asume la responsabilidad de mantener una relación permanente con sus ex alumnos, cuya trayectoria otorga “a la UAM presencia, reconocimiento y pertinencia ante nuestra sociedad”.

Por la Unidad Azcapotzalco fueron reconocidos Moisés Herubey Castillo Meza, licenciado en Ingeniería Física de la generación 1986/O y actual jefe del Servicio de Física Médica en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. El también asesor de Seguridad Radiológica en Rayos-X del Hospital de la Mujer implementó la estereotáxica en el sector salud, la primera radiocirugía de cerebro en México con aceleradores lineales, conformal de cerebro, conformal de cuerpo entero y funcional. Castillo Meza fue felicitado por la presidencia del país por el desarrollo tecnológico en tratamientos oncológicos con aceleradores lineales en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre.
Pedro Luis Grasa Soler, licenciado en Ingeniería Industrial de la generación 1975/I, es director general de los campus del Tecnológico de Monterrey en la zona metropolitana de la Ciudad de México, con doctorado y maestría en automatización de la producción de las universidades de Nancy y de Bordeaux, Francia, en ese orden.
Daniel Ruiz Vega, licenciado en Ingeniería Eléctrica de la generación 1985/O, es profesor en la Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y doctor en ciencias aplicadas por la Universidad de Lieja, Bélgica, donde también fue investigador. El ex ingeniero de la Comisión Federal de Electricidad ha ganado los premios de Ingeniería de la Ciudad de México y el Prize Paper Award of the IEEE PES Power System Dynamic Performance Committee.
Por la Unidad Iztapalapa recibieron reconocimiento Pablo Laguna Castillo, licenciado en Física de la generación 1977/O. El doctor en física por la Universidad de Texas, Estados Unidos, formó parte del Grupo de Astrofísica Teórica del Laboratorio Nacional de los Álamos y es uno de los expertos mundiales en modelar computacionalmente la destrucción de estrellas debido a las fuerzas de marea producidas por agujeros negros supermasivos.
En 2007 ingresó a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y en 2008 a la Sociedad Americana de Física, que recientemente le entregó el Premio Edward A. Bouchet.

Rogelio Gregorio Pereda Miranda, licenciado en Biología de la generación 1976/O, es doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) –donde se desempeña como investigador– y maestro en Química Bio-orgánica por el IPN.
Además ha realizado ocho estancias de investigación en el extranjero y desempeñado cargos académico-administrativos en la UNAM. Cuenta con una patente y es miembro de seis asociaciones académicas nacionales e internacionales, incluyendo la AMC.
Claudia Patricia Larralde Corona, licenciada en Ingeniería Bioquímica Industrial de la generación 1984/O, se desempeña como profesora en el Centro de Biotecnología Genómica del IPN en Reynosa, Tamaulipas. La Maestra en ingeniería Química por la Unidad Iztapalapa fue investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM, profesora en la citada sede académica de la UAM y recibió del IPN el nombramiento de Maestra Decana del Centro de Biotecnología Genómica.

Por la Unidad Xochimilco recibieron reconocimiento Francisco Vargas Quevedo, licenciado en Ciencias de la Comunicación de la generación 1986/P. Su largometraje El violín obtuvo 55 distinciones nacionales e internacionales: Premio al mejor actor en el Festival de Cannes; mención especial a la mejor película latinoamericana en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián; el Ariel, tanto a mejor Ópera Prima como a mejor guion original de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas. Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y de Renew Media.
Simón Barquera Cervera, licenciado en Medicina de la generación 1988/O, es doctor y maestro por la Escuela Friedman de Políticas y Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Tufts, Boston. Integra el Grupo de expertos en enfermedades crónicas de la Secretaría de Salud; los consejos Directivo de la Obesity Society y Científico Internacional de Choices International, así como los comités Científico Internacional del Grupo Hydration for Health y Científico de la International Obesity Task Force.
En representación de los galardonados, los doctores Ruiz Vega, Larralde Corona y Barquera Cervera agradecieron y expresaron su satisfacción por haber recibido esta distinción por parte de su alma mater.
Ruiz Vega confió en que “pese a los tiempos adversos que vivimos, el gobierno federal siga apoyando a las universidades públicas como la Autónoma Metropolitana y que ésta siga siendo una Casa abierta al tiempo y al pueblo”. Haber egresado de una institución pública de educación superior y encontrado opciones, oportunidades de apoyo económico y posibilidades de movilidad social representan “en sí, un gran logro”, en un país donde 80 por ciento de las personas que cursan una licenciatura no termina sus estudios,
expresó la doctora Larralde Corona.
Barquera Cervera indicó que los ex alumnos agradecen a la UAM su trabajo constante y capacidad de reinventarse e inculcar a los jóvenes un sentido social y la búsqueda de buenos resultados sin perder el espíritu crítico para identificar y buscar soluciones a los problemas que aquejan al país.
El reconocimiento a los egresados distinguidos fue establecido mediante el acuerdo 02/2015 del Rector General para premiar trayectorias sobresalientes de sus ex alumnos en los ámbitos profesional, académico, cultural, humanístico o por su contribución trascendente al desarrollo de la UAM o el país.

 

Volver a Inicio